Trabajar con Javier ha sido no sólo un gran placer, sino toda una revelación. Me ha enseñado a encontrar las respuestas a mis preguntas, a afrontar mis miedos, a verbalizar mis deseos y a conseguir mis metas.

Su espíritu emprendedor y su forma de comunicar son arrolladores a la vez que cercanos. Destacable la empatía que posee, pero sobre todo la profesionalidad y delicadeza con que afronta cada proyecto. Sin duda, una experiencia totalmente aconsejable.

Eva Gomis, Coachee